Carrito (0) Cerrar

No hay productos en el carrito.

Carrito (0) Cerrar

No hay productos en el carrito.

Home Blog Rótulos luminosos y rotulación de cajas y tótems luminosos

Rótulos luminosos y rotulación de cajas y tótems luminosos

Rótulos

Los rótulos luminosos, son una forma de llamar la atención de las masas, con una publicidad muy vistosa e impactante. En este mundo moderno, donde la publicidad puede generar una enorme cantidad de público y clientes para tu empresa, la propagando lo es todo. Una buena imagen, que llame la atención y atraiga a los clientes, debe ser parte vital de una empresa. Para ello, existen ciertas técnicas, métodos y, en este caso, herramientas para lograr este objetivo.
Los rótulos luminosos funcionan de una manera muy sencilla, pero generan una gran impresión a la persona que entra a un establecimiento o pasa delante de este. Los hemos visto en muchos sitios y, la reacción siempre es la misma. Elaborados en metacrilato o con tela, pueden fabricarse en cajas o estuches de aluminio, los cuales guardan dentro de sí, varios bombillos leds. En el frente, una imagen de estos materiales muy bien impresa, es iluminada por estos bombillos, logrando aumentar enormemente el dramatismo de la imagen retroiluminada.
Sus tamaños pueden varían muchísimo, pues solo están sujetos a las dimensiones del sitio en donde se quieran ubicar. Asimismo, en la cara impresa, puede ir cualquier tipo de publicidad, pues la tecnología actual permite la inclusión de una plantilla de colores entera, sin limitaciones. Sin dudas, los rótulos luminosos son una excelente opción a la hora de publicitarnos.

Infinitas posibilidades con rótulos luminosos

Los rótulos luminosos son opciones que se han usado durante décadas para llamar la atención de negocios durante la noche. En esencia, son cajas metálicas delgadas y alargadas con bombillos incorporados en su interior. Sus caras alargadas están elaboradas en un polímero llamado metacrilato, impresas con el logo de una empresa o la imagen que se desee.
Antiguamente, a finales del siglo XIX, los carteles luminosos estaban elaborados con plástico o vidrio y eran retroiluminados con lámparas de aceite. Con la masificación de los bombillos incandescentes y la electrificación, el uso de lámparas de desechó. En sus inicios, los carteles luminosos estaban restringidos a su uso únicamente nocturno. Luego de un tiempo y, debido al gran impacto que generaban, se permitió el uso diurno. Los bombillos incandescentes se vieron desfasados con el desarrollo de las lámparas de neón. En la actualidad, los bombillos leds son la opción más usada.

Ciudades llenas de luz

En la actualidad, las urbes más sobresalientes del planeta, utilizan carteles luminosos para llenar cada espacio en los edificios y calles. Su uso se ha hecho tan habitual, que no existe otro tipo de publicidad y que genere tanto agrado como estos rótulos. Para ello, el mejor ejemplo que vemos incluso, en películas, es la ciudad de Las Vegas, en Estados Unidos. En esta, los carteles luminosos llenan hasta el mínimo espacio. De hecho, esto ha logrado que la ciudad se logre ver desde el espacio. Veamos algunas ventajas de los carteles luminosos.

  • Generan una publicidad sumamente atractiva las 24 horas del día.
  • Su radio de impacto es sumamente grande, llegando a aumentar mucho más durante la noche.
  • Con el uso de colores llamativos e imágenes que destaquen, los carteles luminosos no se limitan solo al uso de letras, sin también a fotografías y logos atrayentes.
  • Son opciones sumamente económicas a largo plazo, pues son imágenes publicitarias muy duraderas, hechas para soportar condiciones climáticas adversas.
  • En la actualidad, son la forma de publicidad más usada en las calles, sin estar vinculadas directamente al mundo virtual.

Materiales usados para su fabricación

La fabricación de los rótulos luminosos incluye una gran cantidad de materiales en los que el metal y plásticos de varios tipos son los más usados. Dependiendo del tipo de rótulo que se valla a elaborar, en su mayoría, se utiliza una caja de metal, en este caso, aluminio, para fabricar la base del rótulo. Uno de los rótulos más usados es el retroiluminado con bombillos led. Su éxito se debe al enorme impacto que genera tanto en el día, como en la noche.
Llevan un marco fabricado enteramente de aluminio, con una base muy resistente elaborada en composite. Esta es una resina elaborada en fibra de vidrio, aunque puede estar hecha de materiales mucho más resistentes. La parte frontal, esa que llevará la publicidad, está elaborada en metacrilato, uno de los materiales más vanguardistas en el ámbito publicitario. Este es un material plástico polimérico, muy flexible y poroso, lo que permite imprimir sobre él. El punto fuerte de este es que es transparente. De hecho, es mucho más translúcido que el mismo vidrio.

El metacrilato por encima del vidrio

Antiguamente, se usaba el vidrio como lámina translúcida para dejar pasar la luz de las bombillas incandescentes de su interior. Su desuso se debió a varios factores. El primero de estos fue la fortaleza del polímero, frente a vidrio. Una lámina de metacrilato puede soportar fuertes golpes e incluso, ser flexionada. El vidrio en contraste, no tolera ninguno de estos dos esfuerzos mecánicos. Las láminas de vidrio duraban muy poco y eran mucho más costosas que su contraparte polimérica.
Otro punto a favor del metacrilato, es la posibilidad de imprimir directamente sobre su superficie. El vidrio, en contraste, no permite ningún tipo de impresión sobre él. Es necesario una lámina impresa de cualquier material, para ser adherida a la superficie de la lámina de vidrio. El metacrilato si admite que la tinta fluya y se adicione a su estructura. Esto se debe a que este material tiene una capa, hasta cierto punto, porosa. Esto en consecuencia hace que la tinta pueda fijarse y, más importante, pueda durar mucho tiempo, a pesa de las condiciones climáticas.

¿Qué tintas se usan en la impresión sobre metacrilato?

Se ha mencionado en reiteradas ocasiones la posibilidad de la impresión directa sorber láminas de metacrilato. Esta es sin dudas una de las ventajas que ofrece este material sobre el vidrio. Aun así, hay toda una ciencia detrás de la impresión sobre este material. Las tintas UV para rótulos luminosos son la mejor opción para imprimir sobre estos materiales. Esto se debe a que esta tinta en específico, además de secarse y endurecerse mientras los rayos solares la atraviesan, tiene una mayor duración frente a los factores climáticos.
De hecho, es una de las sustancias químicas que mejor fijación tienen sobre el metacrilato, en relación a otras tintas. Sin embargo, existen otras con excepcional capacidad y tolerancia ambiental. Asimismo, métodos de impresión como la sublimación o impresión digital, son usados para trabajar este tipo de tintas especiales. Cabe destacar que estas no solo sirven para metacrilato, sino también para todo un conjunto de materiales rígidos.

Tipos de rótulos luminosos

A pesar de que solo se han mencionado rótulos cuya cara principal está elaborada en polímeros y son retroiluminados, existen otros tipos de rótulos luminosos que no siempre cumplen con esta regla. En este sentido, hay un tipo en específico que se diferencia mucho de estos, ya que no utiliza exclusivamente láminas de polímeros. Estamos hablando de los rótulos de láminas troqueladas. Estos entran dentro de la categoría de rótulos luminosos porque por obvias razones, es publicidad retroiluminada.
Constan de una caja a cuerpo completo de materiales opacos. Estos pueden ser aluminio o acero inoxidable, que toleren muy bien los agentes climáticos. Asimismo, madera, plásticos opacos o incluso, también existe el metacrilato opaco. Esta última es una opción usada habitualmente por debajo del metal. Al ser huecas, permiten el paso de la luz a través de sus hendiduras. La desventaja de estos es que deben ubicarse en sitios donde la lluvia no llegue a su interior. Son opciones bastante vistas dentro de tiendas o en la entrada de establecimientos.

Rótulos luminosos de letras corpóreas

Más allá de las láminas de polímeros impresas, retroiluminadas e impresas por una cara, existen otros tipos, utilizando esta misma técnica. Las letras corpóreas son estructuras que funcionan igual que los tótems iluminados, con la diferencia de que no son láminas rectangulares. Cada letra del anuncio, es un cuerpo con energía y bombillos autónomos del resto. Cada letra necesitará de una estructura y un circuito metálico, junto con la forma de la letra a iluminar, cortada en la forma de la letra o logo deseado. Por lo general, se usa metacrilato coloreado y no impreso.

Existen otros tipos de rótulos iluminados que siguen este principio, pero de manera diferente:

  • Rótulos de neón en sustitución de bombillos led.
  • Rótulos iluminados externamente.
  • Banderolas, colocadas a un lado de postes de luz e iluminadas por estos.
  • Banderolas a dos caras.
  • Rótulos luminosos en vinilo cortado no opaco.
  • Postes de barbero con luz interna.
  • Tótem con ambas caras luminosas.

El reemplazo de los bombillos para la iluminación

A mediados del siglo XIX, el físico y trabajador de vidrio Heinrich Geissler inventó el patentado tubo Geissler. El invento consistía de un tubo alargado y delgado, dentro del cual se comprimía un gas, pero con baja presión, suficiente para que el tubo no sufriera de ningún tipo de esfuerzo excesivo. Al ser inducido eléctricamente, el gas en el interior del tubo era energizado, emitiendo tanto energía luminosa, como calórica. A inicios del siglo XX, este dispositivo había sufrido varios cambios, sometido a varias presiones, gases y voltajes.

Durante todo el siglo pasado, este tipo de tubo fue usado para iluminar negocios de todo tipo. La facilidad al doblarlos con una fuente de calor, permitía la elaboración de cualquier forma. Mejor conocidos como tubos de neón, debido a que este es uno de los gases usados en su iluminación, aún son usados, pero no tanto como sus predecesores.

El reemplazo del neón por los leds

La invención de los diodos emisores de luz, mejor conocidos como LED debido a sus siglas en inglés (light emitting diode), presentó una forma de iluminación mejorada en muchos aspectos. Los bombillos led son mucho más baratos, luminosos y prácticos, que las luces de neón. Su luz es emitida por la energización de diodos, los cuales emiten energía lumínica al ser electrificados. En adición a su bajo costo de fabricación, los voltajes necesarios para iluminar los leds son muy pequeños.
A pesar de ser inventados en la década de los 60, la fabricación en masa y el uso de estos en rótulos iluminados no se dio sino hasta principios de los 2000. Su masificación hizo a un lado los tubos de neón, ya que su aprovechamiento era mucho mayor en muchos aspectos. A pesar de esto, aún se usan luces de neón en muchos sitios. Esto se debe a la estética y el factor vintage que poseen estos tubos luminiscentes. En la actualidad, la fusión de ambas tecnologías, llamadas neón LED, está acaparado el mercado.

Pantallas led para publicidad

Una técnica que se ha vuelto muy común para publicidad y se ha generalizado en las grandes ciudades del mundo, son las pantallas led. Estas pantallas publicitarias tienen un efecto mucho mayor sobre las personas, debido a que, en ellas, pueden ser programadas propagandas móviles. Al ser una pantalla programable, la adición de software publicitario es posible. Su fama se ha hecho mundial debido a que avenidas principales de ciudades como Nueva York, Londres, Tokio, entre otras capitales mundiales, están impregnadas con este tipo de pantallas.
Podemos identificar estas pantallas led como la evolución de los rótulos iluminados, creando publicidad altamente vistosa, utilizando energía lumínica para hacerse destacar. De igual forma, la adecuación de láminas de polímeros para la protección de las luces led, es una variante de los rótulos iluminados que conocemos. A pesar de su alto costo y mantenimiento, este tipo de pantallas luminiscentes han probado ser sumamente eficaces a la hora de realizar publicidad. Asimismo, la propagan se ha vuelto mucho más creativa, debido a la capacidad de movimiento.
La enorme demanda de este tipo de pantallas, ha hecho que ciudades tengan, por lo menos, un espacio dedicado a este tipo de publicidad. En las calles, avenidas principales o sobre edificios, al menos una de estas pantallas podemos identificar. Su evolución también ha sido dramática. En un inicio, pequeños leds solo podían emitir un color específico. Actualmente, estas pantallas pueden presentar incluso, resoluciones bastante altas, con paletas de colores de enorme calidad.

¿Por qué debo invertir en rótulos iluminado?

El mundo de la publicidad es muy amplio. Tanto es esta amplitud, que las formas de hacer publicidad se han vuelto casi infinitas. Esto ha provocado que más bien sean los negocios, los que principalmente busquen el método de publicidad más adecuado para sus intereses. Esto suele ocurrir con propagandas televisivas o con el internet. Acá es donde los rótulos luminosos destacan del resto de formas publicitarias. Un rótulo iluminado siempre será una buena opción publicitaria, independientemente de nuestro negocio.
Su aceptación se debe al enorme impacto positivo que genera. Una persona que pase cerca de un rótulo iluminado, siempre buscará mirarlo. Detrás de esto hay una ciencia, un efecto sensorial mucho más importante de lo que imaginamos. Todo representante del reino animal que tenga ojos desarrollados, buscará una fuente de luz que llame la atención. En esto se basa el éxito de los rótulos iluminados.
Al destacar muy por encima de una publicidad opaca, los rótulos iluminados generan sin duda, una publicidad con enorme vistosidad. Enormes marcas gastan millones, solamente en rótulos iluminados de cualquier tipo. Desde pequeñas tiendas, cuyas letras sean rótulos iluminados de letras corpóreas, hasta enormes vallas, cuya área cubra varios metros. Todas estas son excelentes formas de invertir inteligentemente en publicidad.

Rótulos luminosos que han hecho historia en el mundo

La enorme fama que han consagrado los rótulos iluminados en el mundo, ha hecho que algunos sean muy conocidos por millones. Esto los ha convertido en íconos de sus ciudades, perdurando en el tiempo y, de hecho, aumentando su valor. En este grupo, podemos identificar tanto rótulos iluminados comunes, como publicidad elaborada en neón y pantallas led.
En una de las esquinas de la capital española, se ubica uno de los anuncios publicitarios más famosos de todo el país. La enorme valla iluminada multicolor de Schweppes, se ubica en la parte superior de uno de los edificios de Madrid, desde el año 1972. Otro ejemplo de estas propagando luminiscentes, es el mismísimo Moulin Rouge de País, Francia.
En Nueva York se ubica la que tal vez sea la calle con mayor número de rótulos iluminados y pantallas led del mundo. La concurrida Times Square, no puede albergar otra publicidad de este tipo, debido a que cada centímetro cuadrado de la enorme plaza está ocupado por propagandas. Esto hace que un sencillo rótulo publicitario, ubicado en esta zona, sea excesivamente caro. Igualmente existen muchísimos otros rótulos iluminados que son íconos de sus ciudades.

  • Piccadilly Circus en Londres.
  • Tío Pepe en Madrid
  • El cruce de Shibuya, ubicado en Tokio, Japón.
  • Absolutamente toda la ciudad de Las Vegas, Estados Unidos.
  • Logo del Metro de Londres.

¿Dónde debo ubicar uno de estos rótulos?

Es una pregunta que, si bien tiene multitud de respuestas, al momento de invertir en un rótulo iluminado, nos quedamos sin una sola. La ubicación de un rótulo iluminado es toda una ciencia, que raya en la decoración y a su vez, en el marketing empresarial. Debemos tener muy claro que, si bien los rótulos iluminados siempre serán vistosos, su ubicación debe ser estratégica.
Debemos buscar siempre la forma en la que este anuncio sea visto por la mayor cantidad de personas posible. De igual forma, debemos tomar en cuenta el tipo o la clase de rótulo iluminado que acabamos de adquirir. En caso de ser un tótem alargado, este puede ir ubicado muy cerca de la entrada de nuestro establecimiento o, en el área externa de la entrada, cubriendo las paredes del negocio.
En caso de ser letras corpóreas iluminadas, quedarían perfectas justo en la entrada del negocio o, en su defecto, en el fondo del mismo, resaltando por encima de todo. Si es un rótulo troquelado y retroiluminado, podemos ubicarlo en la periferia externa de la entrada. Dependerá entonces del flujo de personas que caminen frente a nuestro negocio y del tipo de rótulo iluminado que hayamos adquirido.

Artículos relacionados